aceite esencial de lavanda

Calmante y sedante, el aceite esencial de lavanda favorece la conciliación del sueño, la eliminación de la tensión nerviosa y los dolores de cabeza. También se utiliza en los casos de problemas de la piel (acné, psoriasis, eczema) y para regenerar la piel.

La lavanda sigue siendo el aceite esencial más conocido y utilizado. Incluso los romanos aprovecharon las cualidades aromáticas de la lavanda para perfumar la ropa y el baño. Su nombre también se deriva del latín lavare, que significa“lavar”. El término “lavandera” viene del hecho de que la lavanda se añadía al agua de lavado para perfumar la ropa. En la Edad Media, se utilizó para fumigar por sus propiedades desinfectantes.

A principios del siglo XX, René-Maurice Gattefossé, químico-perfumista, se quemó las manos en una explosión en su laboratorio, y fue capaz de prevenir la gangrena al sumergirlas en un recipiente de aceite esencial de lavanda.

En los hospitales los aceites esenciales, entre ellos el de lavanda, fueron utilizados para desinfectar el aire y así eliminar infecciones por hongos y microorganismos.

Sus múltiples indicaciones y su seguridad han convertido al aceite esencial de lavanda un una de las  joyas de la aromaterapia moderna. También se utiliza en la medicina ayurvédica de la India para aliviar la depresión, y los médicos budistas tibetanos lo utilizan para tratar ciertos trastornos mentales.

Aplicaciones del aceite esencial de lavanda en la piel

  • Antiséptico
  • Cicatrizante y de gran poder regenerativo.

Indicaciones

  • Piel sensible.
  • Problemas de la piel: el acné, la rosácea, eccema
  • Picor
  • Heridas
  • Irritación (por ejemplo por el afeitado)
  • Picaduras de insectos

Sinergias

  • Trastornos de la piel: aceite esencial de árbol de té.

Aplicaciones del aceite esencial de lavanda para el bienestar general

  • Regula el sistema nervioso
  • Calmante, sedante y antidepresivo
  • Purificador, tanto psíquica como físicamente
  • Aporta equilibrio y armonía.
  • Facilita la inspiración.

Indicaciones

  • Trastornos del sueño
  • Irritabilidad
  • Ansiedad, estrés y  depresiones
  • Espasmos

Aplicaciones prácticas

  • Trastornos nerviosos y del sueño
    • inhalar en un momento en que te sientas disponible y listo para aceptar los beneficios del aceite esencial (sentados en meditación, durante los ejercicios de relajación o simplemente en un momento de quietud). Repetir varias veces a la semana.
    • mezclar 10 gotas con leche en polvo y verter directamente en el agua del baño. Respira y relájate.
    • masajear las muñecas y el plexo solar.

Precauciones

– Mantener fuera del alcance de los niños.
– Algunos compuestos naturales contenidos en este aceite esencial pueden suponer un riesgo de alergia en algunas personas sensibles cuando el aceite esencial se incorpora en una producto cosmético como son el linalol y, en menor medida, el limoneno.
– Como regla general, siempre probaremos el aceite o el cosmético que lo contenga en una zona pequeña de la piel (como por ejemplo, en el pliegue del codo), por lo menos 48 horas antes de la usarlo para detectar algún tipo de alergia.