Hace algún tiempo que decidí vivir más despacio, alejar el estrés y ser consciente del ahora. Para esto es importante simplificar y cambiar de hábitos. El estrés se disipa, se liberan toneladas de energía y te sientes más ligero, más brillante y más feilz.

Hay muchas maneras de moverse hacia la simplicidad. Os dejo 15 ideas que a mi me han aportado una sensación de facilidad y ligereza existencial. Física, mental y espiritualmente.


EL CUERPO

naturaleza

1. Organiza tu hogar.

2. Adopta el minimalismo y la simplicidad como tu estilo personal.

3. Come todos los alimentos no elaborados y frescos que puedas.

4. Haz ejercicio en la naturaleza – es gratis y revitalizante.

5. Minimiza el tiempo que pasas delante de una pantalla.


LA MENTE

hogar

6. Aprende a decir que no – prioriza qué es lo más importante para ti.

7. Es importante seleccionar bien en qué y en quién invertimos nuestra energía.

8. Encuentra tu pasión y dedícale tiempo – será fuente de una gran felicidad.

9. Medita y vive el ahora.

10. Racionaliza la adicción a la productividad.


EL ESPÍRITU

Espíritu

11. Conecta profundamente con la naturaleza cada día.

12. Ve a la calidad, no la cantidad.

13. Actúa con integridad y compasión.

14. Recuerda, es mejor ser bueno que justo.

15. Quiérete y acéptate.


 Y recuerda siempre: una vez que el tiempo se ha gastado, nadie tiene una segunda oportunidad para usarlo. Ahora es siempre el mejor momento.