Aceite de baobab

El aceite de baobab es un gran desconocido en el mundo occidental pero tiene grandes propiedades.

El baobab es el árbol más conocido en África y puede alcanzar los 3.000 años de edad. Seguramente muchas os enamorasteis de su silueta al atardecer viendo “Memorias de África”. ¿Verdad que ya no resulta tan desconocido?

El aceite se extrae del prensado de sus semillas, que se encuentran en el interior del fruto incrustadas en una pulpa blanquecina, que además constituye una comida sabrosa y nutritiva. Este aceite ha sido parte del cuidado de la piel de África durante siglos. 

Propiedades del aceite de baobab

Tiene un alto contenido de vitaminas A, D, E y F lo que lo convierte en un potente antioxidante, además se absorbe rápidamente, mejora la elasticidad, estimula la regeneración de las células y no obstruye los poros. Es eficaz para tratar el eccema, la psoriasis y los problemas de la rosácea y se conoce su utilidad para aliviar el dolor de las quemaduras y regenerar los tejidos epiteliales en un corto tiempo, mejorando así el tono de la piel y la elasticidad.

Aplicaciones del aceite de baobab

Es hidratante y emoliente para pieles secas o muy secas, ayuda a reducir los signos de envejecimiento al estimular la síntesis de colágeno (flexibilidad, elasticidad, tersura y firmeza en la piel). También se utiliza como regulador de la secreción sebácea y antibacteriano para pieles con tendencia acnéica, cicatrices o estrías. Puede ser utilizado como un acondicionador de cabello intensivo y ayuda a mejorar el aspecto de cutículas y uñas.

La verdad es que no conocía este aceite y aún no he tenido ocasión de probarlo, pero lo haré pronto. ¿Alguna de vosotras lo ha probado? ¿Qué os ha parecido? Si queréis añadir vuestra experiencia a esta entrada, sólo dejadme un comentario y la vamos completando :)