cientos de kilómetros
Mi inspiración para hoy trata de ese primer paso. Sentados imaginamos el camino y parece inabarcable. Pero el camino entero no es más que la suma de los pasos que nos llevarán a la meta. A veces el primer paso es el más difícil. Paralizados incluso por el síndrome de la hoja en blanco. Pero un camino de cientos o miles de kilómetros comienza con un sólo paso. Al que seguirán otros tantos, y cada uno de ellos nos acercará un poquito más al destino soñado.